Mi opinión también vale

Descalificaciones en TV

Escrito por makaya 20-12-2005 en General. Comentarios (0)

La violencia verbal y las descalificaciones son ahora una cosa permamente en televisión. Antes, un conductor de un programa se excusaba por una palabra errada, ahora no se preocupa por ello y consigue dar rating a otros programas de TV que resumen estos dichos como casos cómicos (y por su parte, descalificadores).

Pero lo que más llama la atención, por lo menos a mí, es como ahora se llama a participar en programas televisivos a personajes del ámbito público, para luego acosarlos y destrozarlos con preguntas insidiosas que sólo persiguen respuestas que validen una interpretación previa de hechos, relevantes o no, para el televidente.

Un caso claro me ha quedado viendo el programa de Chilevisión "El diario de Eva" donde la conductora con una pasión increíble defiende a algunas pobres mujeres de los "brutos", "ignorantes" y "payasos" que lleva a su estudio, sin que estos tengan derecho a defensa alguna, si es que no presentan papeles que avalen sus descargos.

Aparte de esto, la conductora hace afirmaciones de tipo jurídico las cuales en repetidas ocasiones no se ajustan a la realidad.

Más respeto con los invitados a los programas, si es que no quieren pasar al grupo de insidiosos del mundo farandulero que ya tiene saturado el medio y que en definitiva es cero aporte.   

Publicidad engañosa

Escrito por makaya 21-11-2005 en General. Comentarios (0)

A propósito de campañas políticas, las que se vienen en diciembre 2005 en Chile. Prometen, dicen, argumentan, critican los candidatos un sistema de sociedad y economía que muchos han ayudado a que se establezca. Por decir, la economía libre de mercado, el consumismo, la liberación de impuesto de algunos sectores, beneficios directos a las empresas a través de subsidios, los sistemas de salud y de pensiones. Muchos de estos candidatos son parte del sistema que critican. Algunos de estos candidatos son empresarios y hablan en representación de los trabajadores, algunos son de gobierno y critican su propio modelo, otros defienden el sistema de AFP y se encuentran afiliados al sistema antiguo. No hay plata para Chile, pero hay para campañas políticas, para pagar honorarios altísimos por labores de no sé qué, porque los informes son confidenciales (para toma de decisiones). Tomo $100 para beneficiar por $1 ¿me quedo corto?

A treinta y ocho años del Che 1967 - 2005

Escrito por makaya 13-10-2005 en General. Comentarios (3)
por Pablo Mora Poetas.com
http://makaya.blogdiario.com/img/che 
Si el poeta eres tú, como dijo el poeta, y el que ha tumbado estrellas en mil noches de lluvias coloridas eres tú, qué tengo yo que hablarte, Comandante. Si el que asomó al futuro su perfil y lo estrenó con voces de fusil fuiste tú, guerrero para siempre, tiempo eterno, qué puedo yo cantarte, Comandante. (Pablo Milanés).
Estás en todas partes. En el indio hecho de sueño y cobre. Y en el negro revuelto en espumosa muchedumbre, y en el ser petrolero y salitrero, y en el terrible desamparo de la banana, y en la gran pampa de las pieles y en el azúcar y en la sal y en los cafetos, tú, móvil estatua de tu sangre como te derribaron, vivo, como no te querían, Che Comandante, amigo.
Cuba te sabe de memoria. Rostro de barbas que clarean. Y marfil y aceituna en la piel de santo joven. Firme la voz que ordena sin mandar, que manda compañera, ordena amiga, tierna y dura de jefe camarada. Te vemos cada día y puro como un niño; o como un hombre puro, Che Comandante, amigo.
Pasas en tu descolorido, roto, agujereado traje de campaña. El de la selva, como antes fue el de la Sierra. Semidesnudo el poderoso pecho de fusil y palabra, de ardiente vendaval y lenta rosa. No hay descanso.
¡Salud, Guevara! O mejor todavía desde el hondón americano: Espéranos. Partiremos contigo. Queremos morir para vivir como tú has muerto, para vivir como tú vives, Che Comandante, amigo. (Nicolás Guillén)
Te han cubierto de afiches, de pancartas, de voces en los muros, de agravios retroactivos, de honores destiempo. Te han transformado en pieza de consumo, en memoria trivial, en ayer sin retorno, en rabia embalsamada. Y quizás han resuelto que la única forma de desprenderse de ti o dejarte al garete es vaciarte de lumbre, convertirte en héroe de mármol o de yeso y por lo tanto inmóvil o mejor como mito o silueta o fantasma del pasado pisado; sin embargo tus ojos interminables, Che, miran como si no pudieran mirar, asombrados tal vez de que el mundo no entienda que treinta y tres años después sigues bregando dulce y tenaz por la dicha del hombre. (Mario Benedetti)
Pudiste haber muerto en un terremoto cuando bebías unos tragos con los amigos de tu barrio, cuando fuiste declarado no apto para el servicio militar obligatorio, cuando tuviste tu primer desengaño amoroso y te fuiste a recorrer el mundo como un ferrocarrilero perdido. O sea noche. Cuando los muchachos del colegio se burlaban de ti porque no sabías bailar caminito que el tiempo ha borrado, y la soledad creció como un águila misteriosa en tus labios. Sí. Pudiste haber muerto en el cine o en la tranquilidad de la lluvia como cualquiera de nosotros: pensando en las musarañas, en Carlitos Gardel o en el cabro de Borges. O en esa vecina que creía en la amistad como un árbol lleno de espejos. Pero jamás falleciste ni siquiera cerraste los ojos cuando te cortaron las manos y te dispararon un tiro en la nuca y otro en el pecho. Ni cuando escribías en la selva algunos breves poemas al pie de un tronco musgoso. Ni cuando amanecías buscando el sol en los bosques. Ni cuando mandaste al diablo a monje (del pc-boliviano) y te quedaste solo, besando con tus compañeros la soledad de la noche. Y menos cuando triunfó la revolución y los caracoles y retamas abrieron sus espumas de fuego. Porque no morirás jamás "sabueso contemporáneo" de la historia. Pues solamente falleciste como tú querías: recordando la historia de los hombres y avanzando a gritos en el río y escupiéndole en el corazón a tu verdugo y haciéndole comprender a una humilde profesora las miserias de su patria y las sombras agujereadas de su vida. (Nicolás Guillen)
Yo tuve un hermano. No nos vimos nunca, pero no importaba. Yo tuve un hermano que iba por los montes mientras yo dormía. Lo quise a mi modo, le tomé su voz libre como el agua, caminé de a ratos cerca de su sombra. No nos vimos nunca pero no importaba, mi hermano despierto mientras yo dormía, mi hermano mostrándome detrás de la noche su estrella elegida. (Julio Cortázar)
Tu mano gloriosa y fuerte desde la historia dispara cuando todo Santa Clara se despierta para verte. Aquí se queda la clara, la entrañable transparencia de tu querida presencia, Comandante Che Guevara. Seguiremos adelante, como junto a ti seguimos y con Fidel te decimos Hasta Siempre Comandante. (Carlos Puebla)
Así estamos, consternados, rabiosos, aunque esta muerte sea uno de los absurdos previsibles. Da vergüenza mirar los cuadros, los sillones, las alfombras; sacar una botella del refrigerador, teclear las tres letras mundiales de tu nombre en la rígida máquina que nunca nunca estuvo con la cinta tan pálida. Vergüenza tener frío y arrimarse a la estufa como siempre, tener hambre y comer esa cosa tan simple, abrir el tocadiscos y escuchar en silencio sobre todo si es un cuarteto de Mozart. Da vergüenza el confort y el asma da vergüenza, cuando tú comandante estás cayendo … ametrallado, fabuloso, nítido… eres nuestra conciencia acribillada. Dicen que te quemaron... con qué fuego van a quemar las buenas buenas nuevas, la irascible ternura que trajiste y llevaste con tu voz, con tu barro. Dicen que incineraron toda tu vocación menos un dedo… basta para mostrarnos el camino, para acusar al monstruo y sus tizones, para apretar de nuevo los gatillos.
Así estamos, consternados, rabiosos, claro que con el tiempo la plomiza consternación se nos irá pasando, la rabia quedará, se hará más limpia. Estás muerto, estás vivo, estás cayendo, está nube, estás lluvia, estás estrella… Donde estés … si es que estás … si estás llegando… aprovecha por fin a respirar tranquilo, a llenarte de cielo los pulmones. Donde estés … si es que estás … si estás llegando … será una pena que no exista Dios. Pero habrá otros, claro que habrá otros dignos de recibirte comandante (Mario Benedetti)
Como si San Martín la mano pura a Martí familiar tendido hubiera, como si el Plata vegetal viniera con el Cauto a juntar agua y ternura, así Guevara, el gaucho de voz dura, brindó a Fidel su sangre guerrillera y su ancha mano fue más compañera cuando fue nuestra noche más oscura. Huyó la muerte. De su sombra impura, del puñal, del veneno, de la fiera, sólo el recuerdo bárbaro perdura. Hecha de dos un alma brilla entera, como si San Martín la mano pura a Martí familiar tendido hubiera. (Nicolás Guillén)
Prohibido llorar sobre los vivos a ochenta años de la augusta gesta, frente a los de Bolívar y Camilo, a treinta del viraje hacia la estrella. Al pie de tus treinta años te decimos: préstanos tu morral y tu escopeta, tus focos, tus Vietnams y tus caminos, tu esperanza, ternura y arrechera. Préstanos tu montaña, tus morteros, tu magia, soledad, naufragio y suerte, tus planos, tus trincheras, tus secretos. Préstanos tu escondite y taburete y tu diario y tus manos y portentos para empuñar fusiles nuevamente. (Pablo Mora)
¿Treinta y tres años ya? ¿O sea que pudimos seguir sobrando treinta y tres años en un mundo en que no estaba él? ¿O sea que hay una generación que ha podido nacer, crecer y engendrar en un mundo en que desde hace treinta y tres años falta él? ¿Cómo concebir el mundo treinta y tres años sin él? Lo dejamos solo comandante sin ejército… creyeron que había muerto y anunciaron "el fin de la historia" como si ya todos pensáramos igual con la indócil excepción de Chiapas y de Cuba, pero yo sé, sabemos que la historia sí puede terminar antes de que regrese el hombre nuevo que él anunció, trayendo consigo como la más bella utopía de América y por eso lo espero para poder seguir vivo y poder seguir esperando lo que viene entonces, Che. ¿Hasta la victoria siempre? (Jorge Enrique Adoum).
Guevara, como todos los soñadores, no triunfó. Lo mataron, como a todos los héroes desbocados. Quizás nadie sepa nunca hasta dónde pudo haber llegado su locura. Quizás por eso su tumba está en nuestro corazón. (Adriano González León). Como Anfiáreo, la muerte no interrumpe sus recuerdos. La aristía, la protección en el combate, la tuvo siempre a la hora de los gritos y la arreciada de cuello, pero también la areteia, el sacrificio, el afán de holocausto. El sacrificarse en la pirámide funeral, pero antes dio las pruebas terribles de su tamaño para la transfiguración. Donde quiera que hay una piedra, decía Nietzsche, hay una imagen. Y su imagen es uno de los comienzos de los prodigios, del sembradío en la piedra, es decir, el crecimiento tal como aparece en las primeras teogonías, depositando la región de la fuerza en el espacio vacío. (José Lezama Lima).
Ahora serán las palabras, las más inútiles o las más elocuentes, las que brotan de las lágrimas o de la cólera; ahora leeremos bellas imágenes sobre el Fénix que renace de las cenizas, en poemas y discursos de ira fijando para siempre la imagen del Che. También estas son palabras, pero no las quiero así, no quiero ser yo quien hable de él. Pido lo imposible, lo más inmerecido, lo que me atreví a hacer una vez, que sea su mano la que escriba estas líneas. (Julio Cortázar).
Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario. (Ernesto Che Guevara).
Ejemplo indestructible y que, aun destruido en la persona, en nada habrá de menguar la lucha! que se lleva adelante para la liberación de la América nuestra – la auténtica, la que verdaderamente podemos llamar "nuestra" en tiempo presente. El mito, la leyenda, la conseja, la tradición transmitida de boca en boca, lleva, a lo ancho de las tierras, en el lomo de las cordilleras, a lo largo de los ríos, el nombre del Che. Nombre de un hombre por siempre inscrito en el gran martirologio de América, que se hizo uno con la idea misma de la revolución y, caído, habrá de levantar nuevas energías revolucionarias en el camino donde, según últimas palabras de su diario, el paso de sus hombres "había dejado huellas". Huellas que no se borran. Que jamás habrán de borrarse. Que quedan marcadas en el sueño del continente entero. (Alejo Carpentier).
El Che, como pocos hombres en nuestro hemisferio, entendió que la revolución es una! gran aventura. Un desafío a la realidad y un compromiso feroz con la imaginación. Un ejército ético propio de una conciencia de titanes, donde se sabe de antemano y con lucidez que la libertad se inventa en la acción sublime de cada día. (Iván Darío Álvarez).
La figura del Comandante Che Guevara es hoy más que nunca para nosotros como un relámpago de oro en la conciencia. Su acción y su pensamiento, su increíble audacia histórica, constituyen una permanente advertencia para todos aquellos que pensamos, con Marx, que no basta con interpretar el mundo, sino que es preciso cambiarlo, transformarlo, alterarlo revolucionariamente. El Che Guevara hablaba constantemente de la necesidad de crear un hombre nuevo, que él llamaba "el hombre del siglo XXI", y advertía que esa era una tarea enormemente dificultosa; nosotros, aquí y ahora, tenemos el deber, al recordar hoy la figura del guerrillero asesinado, de meditar a fondo sobre ese principio revolucionario que, desgraciadamente, ha sido tomado muy poco en cuenta por los revolucionarios socialistas. (Ludovico Silva).
¿Dónde estás, caballero, el más puro, caballero, el mejor caballero? Encendiendo el hachón guerrillero en lo oscuro, señora, en lo oscuro. (Mirta Aguirre).

Esculcarán huesos de Gabriela Mistral y Yin Yin

Escrito por makaya 30-09-2005 en General. Comentarios (20)

Virginia Vidal


El ministro de Cultura José Weinstein declaró en televisión nacional que con la llegada de los huesos de Yin Yin se podrá averiguar mediante prueba del ADN si es el hijo de Gabriela Mistral salido de su útero; con esta prueba se creará jurisprudencia y se podrá extraer el ADN de los huesos de Bernardo O’Higgins para determinar su origen afro o mapuche. Por cierto, para que la prueba resulte exacta, también se esculcarán los huesos de Gabriela.
Aunque Gabriela Mistral jamás pidió ni planteó ni expresó el deseo de que su adorado Yin-yin fuera enterrado junto a ella, así lo ha decidido este gobierno de Lagos. Podía habérsele ocurrido crear la beca “Juan Miguel Godoy Melgonza” para los niños sin padre de Chile. O haber editado una edición popular de la obra de Gabriela para distribuirla gratuitamente a todos los escolares de escuelas municipalizadas.
El gobierno además consolidará el culto a las animitas en este periplo de ir a buscar los huesos a Brasil, traerlos a Santiago el próximo sábado, donde sin duda escamotearán uno para llevarlo al Instituto Médico Legal, llevarlo a Montegrande y hacer la gran ceremonia abriendo la tumba de la poetisa y aprovechando de birlar otro hueso.
El joven suicida fue sepultado hace sesenta y dos años, en Petrópolis, Brasil, donde vivía junto a la poetisa que lo crió desde poco después de nacer, cuando murió su madre. El 1 de octubre se trasladarán a Vicuña por vía terrestre. Allí habrá una misa, recitales poéticos y homenajes populares. La conmemoración durará todo el día, desde las doce en adelante. Al día siguiente, El próximo domingo, esos huesitos de Yin-yin serán enterrados en Montegrande entreverándolos con los huesos de la mujer que cantó como ninguna chilena a las madres y a los niños.
Simultáneo al culto de la animita, seguirá el venteo de la discusión sobre el lesbianismo y la maternidad secreta de Gabriela, pero ni el Ministro de la Culrura ni el ministro de Educación moverán un dedo para que en este país se conozca, se lea, se divulgue toda la obra de nuestra primera Premio Nobel de América.